Blog

Entrada 16 – ¡por fin!

Llevaba días sin saber de Cat. Excepto los mensajes que enviaba al grupo de dardos que tenemos en whatsapp. Había preferido dejarle espacio y tiempo para que todo volviera a la normalidad; aunque esta vez estaba tardando demasiado. No soportaba estar mal con ella y sobretodo no tener contacto. Ella era una hermana y como … Continúa leyendo Entrada 16 – ¡por fin!

Entrada 15 -Las consecuencias de la noche-

¡Joder que resaca tengo! El sonido del despertador ha entrado en mi cabeza; como un elefante en una cacharrería. Después de la pelea que hemos disputado él y yo, la cual he ganado gracias a mi habilidad de tirar del cable y desconectarlo de La Luz. Voy al baño a darme una ducha de agua … Continúa leyendo Entrada 15 -Las consecuencias de la noche-

Entrada 14 – Noche inesperada –

Hoy me toca trabajar en el otro local, hay una comida de niños con sus papás por el motivo del final de curso. Estoy un poco preocupada porque me toca estar sola y esta cocina no la controlo tanto de lo poco que subo aquí. El género no está organizado por mí y si me … Continúa leyendo Entrada 14 – Noche inesperada –

Sexo tras la puerta

Me gustó muchísimo y quiero compartirlo con vosotros

Erotismo Versátil

No aguanto más, tengo mucho calor. Así es imposible dormir, miro el reloj de la mesita 3:15 de la mañana y encima en la botella no me queda agua.

Me dirijo a la cocina, voy a por otra botella, cuando paso por la puerta de Xanat la oigo hablar — estará hablando en sueños. Vuelvo a oscuras para mi dormitorio, giro a la izquierda en el pasillo y de su puerta sale un destello de luz, que apenas ilumina una parte del suelo. — ¿Se ha dormido con la luz encendida?  Cuanto más me acerco el murmuro se intensifica.

— si, por favor. ¡Así!

— mmm…

— baja un poco más.

Vaya, vaya, mi compañera de piso hoy tiene visita. Justo llegó a su puerta y por la ranura de ella se escapa un suspiro de placer, y mis pies frenan en seco. Me inclino hacia ella y no consigo…

Ver la entrada original 1.309 palabras más

Entrada 13 – Los 50 € –

Sara lleva muy bien sus prácticas, se ha integrado como una más. Eso es bueno, porque dos manos más aquí dentro, provocan una descarga de trabajo en el resto. Me ha estado contando que cuando termine aquí, se quiere marchar a Almería a estudiar repostería, que es lo que realmente  le gusta. Será una gran perdida … Continúa leyendo Entrada 13 – Los 50 € –

Entrada 12 – Sexo prohibido –

Estaba por el centro, tenia que hacer cosas. Salía del estanco cuando oigo que una vocecilla me esta llamando. – Samaaaaanta Samaaaanta… al girarme enseguida me di cuenta, porque esa vocecita era inconfundible. (¡Mierda, mierda, mierda!) Ya me ha visto y el encuentro es inevitable. Corría hacia mí, con los brazos abiertos, con esa mirada … Continúa leyendo Entrada 12 – Sexo prohibido –

Entrada 11 – El señor borde –

y esto es la cocina. Vaya… me gusta. Pues este será tu lugar, esperemos que estés a gusto. Seguro que si. Yo espero aprender mucho y estar a la altura. Te enseñaremos todo lo que sabemos y perfeccionaras todo lo que ya sabes Escucho como Carmen le habla a una chica, con la que acaba … Continúa leyendo Entrada 11 – El señor borde –

Entrada 10 – Infierno en la cocina –

Llamo a mi hermana por teléfono, para hacerle saber que ya voy de camino al trabajo, y ella me cuenta que esta apunto de salir también. Cuando entro Isabel esta en la barra hablando con Roberto. Y juntos nos animamos para el duro día que no espera. Un hormigueo recorre mi cuerpo y se que … Continúa leyendo Entrada 10 – Infierno en la cocina –

Entrada 9 – Llegó el día y descubrí mi medicina –

Mara: chicos, esta noche nos vemos. Ray: ¿al final quien estamos para jugar? Kevin: yo no. Catia: ¿cari? Kevin: jajaja Yo: ¡que nerviosa estoy! Mara: tranquila Samanta. Catia: ¡chicos tenemos que ganar! Pelear hasta el final. Kevin: ¡ay mi niña! No le gusta perder ni a las canicas. Catia: enserio chicos empecemos con una victoria. Ray: ¿quedamos … Continúa leyendo Entrada 9 – Llegó el día y descubrí mi medicina –

Entrada 8 – Catia, mi gran amiga-

Estoy esperando a Catia en la puerta del trabajo. Hoy cenamos en su casa, y como siempre no tenemos ni idea de lo que vamos a preparar. Casi todas las noches quedamos, siempre se preocupa por mí. Dice que así se asegura de que ceno. Y para mi también es una buena terapia. El estar … Continúa leyendo Entrada 8 – Catia, mi gran amiga-