Entrada 7 – Primera toma de contacto –

Como llevo un día tranquilo, y el ambiente en el restaurante es sosegado. Se me ocurre una idea para alegrar el día a mis compañeros. Sé que les va a gustar y con mi elección acertare seguro. ¡Manos a la obra!

Sumergida en mis fuegos, ando con soltura por la cocina. Me encuentro sola, ya que Carmen ha subido al otro local, para ultimar detalles debido a las comuniones del fin de semana.

Empieza la función, mis manos se deslizan entre los ingredientes seleccionando los mejores. Pico, corto y pelo con elegancia. Los arrojo al fuego y los hago bailar en la sartén. Un poco de albahaca, orégano, romero, tomillo, ajedrea, y mejorana. Todo listo para que entre al horno. Ya tengo casi todo preparado y la sorpresa esta apunto. Voy a llamar a Carmen para saber de ella.

  • “buenas Carmen ¿Cómo va todo?”
  • “ultimando cosas Samanta”
  • “muy bien, te llamaba para preguntarte si llegaras a tiempo para comer. Por aquí la cosa esta tranquila y no creo que tardemos en sentarnos a la mesa.”
  • “no, no. Ya que estoy fuera aprovecho para acercarme a casa de mi madre y hoy como con ellos y mis hijos.”
  • “vale, pues nos vemos en la tarde”
  • “adiós Samanta”

Pues solucionado hoy somos uno menos para comer. Estoy recogiendo un poco, para tener menos después de comer y poder salir antes. Quiero hacer unos recados antes de ir a casa.

  • “Sami, apenas quedan comensales. Pronto podremos comer”
  • “vale Tatiana, prácticamente esta todo preparado, puedes ir montando la mesa”
  • “¿y tu con que estas? Se te ve muy misteriosa”
  • “es una sorpresa para la comida ¡no mires!”
  • “vale, vale. Pues me voy a motar la mesa”
  • “por cierto Tatiana, Carmen no come hoy”
  • “de acuerdo”

Uff… casi me piílla Taty con las manos en la masa. Y estoy ilusionada con la sorpresa, asíque no quiero que se estropee hasta que llegue el momento en la que la vean. Salgo a la barra para preguntarle a Roberto si vamos a comer ya.

  • “¿Roberto voy sirviendo?”
  • “si, los chicos ya se están sentando”
  • “pues marchando, que hoy tengo mucha hambre”
  • “¿Samanta que vamos a comer?”
  • “pollo a las finas hierbas”
  • “es que ha sido abrir la puerta y madre mía lo bien que huele”
  • “pues mejor sabrá, te lo aseguro. Jejeje”
  • “¿y que es eso que me ha comentado Tatiana de que tienes una sorpresa?”
  • “ahora lo veréis, voy a preparar los platos”

Al sentarnos a comer, degustan el pollo y me felicitan por él. Pero están todos intrigados por la sorpresa. Cuando veo que el último a terminado grito en la mesa ¡hoy tenemos postre! Y todos empiezan aplaudir como locos. Por norma general después de comer, no tomamos un helado o un café.

Cuando salgo con el postre, el aplauso se repite, les he preparado coulant de chocolate. Todos están flipando. Quería darles un pequeño placer de la vida y alegrarles el día. Todos conocemos que el chocolate tiene múltiples beneficios. Es energético, estimulante, antioxidante y placentero.

Mmm…  muy placentero; notar ese dulce de chocolate calentito recorrer la garganta… todos han cambiado la cara, están mucho mas alegres. Me dan las gracias por la sorpresa; le has gustado mucho. ¡Biennn!

De camino al trabajo después de mi descanso, mi teléfono no para de sonar. Menudo concierto llevo en el bolsillo. Cuando lo desbloqueo tengo más de veinte mensajes en el whatsapp. Al abrirlo veo que pone “Cat te ha unido al grupo” y al mirar el nombre leo “Team darts”

  • “xxx xxx x97: bienvenida al equipo soy Mara”
  • “xxx xxx x13: hola Samanta soy Ray”
  • “xxx xxx x21: holiiii pronto nos veremos soy Fran”
  • “Cat: hola Sami, ya estas dentro
  • “Kevin (cat): Samanta ya me enteré de la noticia, bienvenida”
  • “yo: hola a todos y encantada. Darme un momento que memorizo los números porque sino, no se quien me escribe”

Después de un rato, me explican quien es cada uno. Mara ya la conocía de oídas por Catia. Ella es la dueña del bar junto con Ray que es su novio. Son de la edad de Cat. Fran es un hombre que tiene amistad con ellos desde hace unos años; este es mayor que Kevin. Y junto a Cat, Kevin y yo formamos el equipo. De primeras por Whatsapp se ven todos muy majos. Y están deseando conocerme. Ser el centro de atención me pone muy nerviosa, cuando voy a un sitio sin conocer, la timidez se apodera de mi cuerpo y me vuelvo introvertida hasta que  cojo un poco de confianza.

  • “ Ray: bueno chicos, lo dicho. Empezamos la liga. Jugamos pasado mañana y es en nuestro bar. Cat , Samanta venir antes y nos tomamos algo para conocer a Samanta. ¿Quién más esta para jugar? Deberíamos estar todos para conocer a Samanta.”
  • “Kevin: pues yo me libro, que ya la conozco de sobra, jejeje.”
  • “Cat: ¡tu vas! No me fastidies cari.”
  • “Kevin: cariño tu preocúpate de llegar a tiempo que ya nos conocemos”
  • “Yo: jajaja. Ahí te ha pillado Cat.”
  • “Mara: que ganas de jugar el primer partido chicos”
  • “Fran: yo intentare estar, aun no lo se fijo”
  • “Ray: el partido es a las 21:00PM, ¿Qué os parece si quedamos a las 19:00 PM?”
  • “Kevin: Cat tu mejor piensa que tienes que estar aquí a las 17:00 PM. Sino no llegas al partido”
  • “Cat: que gracioso esta mi chico”
  • “Yo: yo estoy un poco oxidada, no me lo tengáis en cuenta por favor”
  • “Mara: tranquila lo harás genial”
  • “Yo: nos vemos pronto. ¡que nervios!”
  • “Cat: ¡nos vemos!”

Que nervios, pasado mañana es el primer partido y yo estoy muy desentrenada. Sin pensarlo un minuto llamo a Catia.

  • “¿dime loca?”
  • “¿ Cat, tienes algo que hacer esta noche?”
  • “no, ¿Por qué?”
  • “¿me recoges cuando salga y nos vamos a tomar algo y jugamos unos dardos?”
  • “jajaja. estas nerviosa ¿eh?”
  • “ya sabes que estoy muy desentrenada y no quiero ir al primer partido a ciegas”
  • “no hay problema, avísame cuando salgas y jugamos unas partidas”

Como bien sabia, salgo del trabajo y Catia no esta. Espero que no me haga esperar mucho. No me apetece nada que Carlos me encuentre en la calle y tenga que dar explicaciones.

Una vez que Cat y yo estamos en el coche. Vamos al bar de un colega que suele cerrar tarde y sabemos que allí podemos entrenar un poco y estaremos tranquilas ya que nos encontramos los fijos. Cuando necesito desconectar un poco venimos aquí. Debido a mi horario no tengo muchos lugares para hacer vida social y la economía no me permite estar de cervezas todos los días.

  • “vaya, vaya, Samantita; no has perdido tu toque.”
  • “pues eso parece. El brazo sigue en forma y eso me alegra. No quiero hacer el ridículo en el primer partido”
  • “anda, anda. No seas tonta. Esto es como montar en bici, nunca se olvida”
  • “tu tampoco vas descalza Cat. Menuda paliza me estas dando en esta.”

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s