Entrada 1 -vuelvo a debatir con mi cabeza-

Ya estaba cansada de la situación que me rodeaba, mi trabajo no me dejaba tiempo para la vida social. Y la nueva neura de a mi jefe me ahogaba aun más cada día.

No sabia en que iba a terminar todo esto, o sinceramente bastante mal estoy ya, que mi cerebro se niega a mirar de cara al futuro. Y claro, con los tiempos que corren en el pueblo simplemente me he acomodado a vivir el día a día. O mejor dicho a superar el día y no pensar en el siguiente hasta que amaneciera de nuevo.

No soy tonta, se que esta situación no se sostiene, pero me da para vivir medianamente y mi miedo a quedarme sin nada hace que no me enfrente a la realidad y permanezca con lo poco que tengo.

Son las 12 de la noche, estoy saliendo del curro y me despido de carmen, la mujer de mi jefe y al mismo tiempo mi compañera de faena. He hablado con ella, pero como siempre no hemos llegado a nada, la verdad es que me cuesta diferenciar cuando es mi compañera y cuando mi jefa. Su respuesta siempre es la misma “Samanta habla con Carlos”. Pero ambas sabemos que eso no me va a dar solución. Asíque me enciendo un cigarro y camino hacia casa, llenando mi cabeza con problemas a los que por mas vueltas que les de, no le saco la luz por ningún sitio. Tengo suerte de que el camino no es largo, por lo cual mi calvario tampoco.

Al llegar al portal me saluda Estrella, podríamos decir que es mi vecina. Es la novia de Navil, el camarero del bar Hindú que tengo al lado de casa. Ella es de Galicia y se conocieron a través de Internet. Tan grande fue la pasión entre ellos que se lió la manta a la cabeza, dejó todo y cruzó media España para estar aquí con él.

Estrella se acerca y me pregunta que tal me fue el día en el curro, construyo una de mis sonrisas y contesto que no paré hasta ahora. Me propone entrar en el bar y tomarnos unas cervezas para desconectar. Suspiro, cierro los ojos y sin romper la sonrisa contesto: -“mejor otro día, prefiero subir a descansar”.

Abro el portal, me encamino a las escaleras y cuando comienzo a subir, mis piernas me recuerdan que la jornada de hoy ha sido dura. Cada peldaño que subo parece tener un clavo lleno de corriente que me sube desde el talón hasta la coronilla de mi cabeza; en realidad no se decir que parte del cuerpo no me duele hoy. Por fin llego al tercer piso, “hogar dulce hogar”. Al abrir la puerta me recibe Richi el perro de mi nueva compañera de piso; un Chihuahua de apenas 3 meses. El cabrón no levanta un palmo del suelo, pero en el piso parece que han entrado a robar.

El pasillo a parte de ser un campo de minas, debido a todas las cacotas de Richi, esta lleno de esponja de lo que en su día fue un cojín, los trozos entran hasta en el salón, donde encuentro el cargador de mi móvil totalmente triturado.

-“¡perfecto! Esta chica hoy tampoco duerme en casa”. Esta obra de Picasso realizada por Richi me hace saber que Natalia no se a pasado por el piso en todo el día y por si no fuera bastante, ahora ponte a recoger, limpiar y atender a Richi.

Estoy terminando de fregar el pasillo y Richi me mira desde el otro extremo, sentado con las orejas hacia atrás y unos ojillos de cordero degollado. Realmente no puedo regañarlo, no es su culpa que la otra no se preocupe de sus necesidades y la verdad es el único que me recibe en casa con saltos y lametones. Y no voy a mentir se lo agradezco a este capullo.

Cambio de canal en la televisión, mientras ceno algo en el sofá y Richi cena a los pies de este. No hay nada interesante que ver, me recuesto, los ojos ya me escuecen, se que no voy a llegar a la cama, el cansancio se apodera de mi cuerpo y la verdad es que le voy a dejar vencer en esta batalla; así que me limito a cerrar los ojos y dejarme llevar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: